Plantaciones de marihuana en Salamanca

 

Miércoles 27 de Septiembre de 2017

 

Plantaciones de marihuana en Salamanca

 

Después de la noticia que indica la oleada de plantaciones de marihuana que han sido descubiertas por la Guardia Civil en la provincia de Salamanca recientemente, los comentarios en los periódicos Online comparan la marihuana con el alcohol en el sentido de que éste último es mucho más dañino y sin embargo es legal, persiguiendo así la legalización del cannabis o ridiculizando la idea de un futuro en el alcohol sea igualmente ilegalizado.

 

Desde drogodependencias.info, informamos de que efectivamente, el alcohol es muy dañino, destruye las células cerebrales, causa graves enfermedades, y su síndrome de abstinencia puede ser terrible e incluso, fatal.

 

Sin embargo, eso no quiere decir que al igual que esta sustancia está tan legalizada y normalizada, deba estarlo también el cannabis.
Que la marihuana pueda ayudar a paliar el dolor en casos graves, no quiere decir que por ello deba normalizarse su consumo, del mismo modo que la morfina es igualmente utilizada y nadie se plantea el consumo normalizado de la heroína por ello. Además, el consumo de opiáceos para paliar el dolor está siendo fuertemente criticado por los problemas que conlleva su prescripción y los numerosos casos existentes de personas que consumen opiáceos por prescripción médica y deben ser tratados posteriormente en clínicas de desintoxicación.

 

El cannabis, aunque sea una planta sin aditivos -al contrario que el tabaco. el cual tiene numerosos aditivos altamente perjudiciales- no deja de ser una droga cuyo consumo está altamente extendido entre la población adolescente y adulta joven, lo cual hace aún más arriesgado su consumo: puede provocar graves trastornos mentales o facilitar la aparición de síntomas que sin el consumo de la droga nunca se hubiesen manifestado. También puede agravar síntomas de enfermedades mentales existentes.

 

Por otro lado, afecta gravemente a la memoria. Pero el aspecto que más nos compete desde aquí, LA CUESTIÓN SOCIAL. El daño social que genera el consumo de cannabis y hachis es evidente. Adolescentes cuyas capacidades para estudiar se ven altamente mermadas, lentitud mental, obnubilación,..e incluso problemas familiares, adicción, problemas laborales, relaciones de iguales con apertura al consumo de otras drogas, ocio poco saludable...

 

Efectivamente el alcohol es muy dañino y sin embargo es legal. Pero ese es otro debate. Quizás deba ser, por motivos más que evidentes, mucho más regulado su consumo. Lo principal es que dejemos atrás la diferenciación entre "drogas duras y drogas blandas". Esa diferenciación es totalmente subjetiva y confusa.

 

 

Volver a la portada

 

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar y mejorar tu experiencia de navegación. Por favor, lea nuestra Política de Cookies si desea saber más. ACEPTAR Más info