Familias de menores sin conductas de riesgo o riesgo leve

Familias de menores sin conductas de riesgo o riesgo leve

 

¿Crees que tu hijo/a tiene problemas con alguna sustancia? ¿Sus amigos consumen? ¿Participas en un programa de prevención familiar universal?

 

 

Menores con conductas saludables o ligeramente arriesgadas

La preocupación por lo que hagan los menores fuera de casa o por su actitud cuando llegan a la adolescencia es algo frecuente en la mayoría de las familias. Si además de esto, existe la sospecha o la convicción de que el menor tiene “malas compañías”, que ha bajado su rendimiento académico o que está más agresivo o deprimido, la preocupación aumenta. Evidentemente no puede controlarse todo, y a veces cuanto más se intenta controlar, más rechazo y distanciamiento se genera por parte del menor, pero lo que está claro es que el control parental en esta etapa del desarrollo del hijo es fundamental. Hablemos para buscar pautas educativas y diferentes métodos de prevenir y controlar las conductas de los menores que podrían ser peligrosas para su salud. Si estás en este apartado, lo más probable es que te interese recibir unas pautas, ser escuchado, orientado... pero si fuese necesario, por supuesto, tras contactar y hacer una primera entrevista puede elaborarse un diagnóstico social inicial totalmente gratuito para poder hacer una intervención social si fuese necesario basada en la orientación, seguimiento y  apoyo familiar. Si tienes dudas no dudes en consultar el apartado "bases metodológicas".

 

Si estás aquí porque participas en un programa de prevención familiar universal del consumo de drogas, pulsa el link de contacto e indica si el motivo es solicitar seguimiento individualizado, resolver alguna cuestión, o solicitar hora para participar en las actividades programadas grupales vía On-Line o corregir las tareas para casa!  

 

Ver más   Contacta

 

Evidentemente, antes de realizar cualquier afirmación, hay que conocer cada caso, comprender, escuchar y legitimar la preocupación de los padres. Sin intención de ser alarmista pero con el interés de prevenir, en la mayoría de los casos, las conductas de riesgo leve de los menores se quedan ahí y en la simple experimentación propia de esa etapa del desarrollo personal y social, pero en algunas ocasiones, ciertas prácticas en principio inocuas pueden desencadenar prácticas mucho más arriesgadas para la integridad del menor. Además, los consumos en esta etapa son más peligrosos que en la etapa adulta frente a la idea generalizada de que los jóvenes son fuertes, robustos y lo aguantan todo, y en ocasiones prácticas no consideradas de riesgo entre los jóvenes, en realidad pueden ir de la mano de varios peligros. Está claro que no se puede controlar todo lo que el hijo hace, pero la familia y el entorno puede poner de su parte con correctos estilos educativos para prevenir el uso y abuso de sustancias. Prevenir los consumos a la vez que se da confianza y libertad moderada al menor es posible.

 

Selecciona horario disponible para la entrevista:

 

Mañanas

 

Tardes

 

¿No te viene bien ningún horario anterior? Dime tu disponibilidad (día y hora):
Lo sentimos, pero faltan campos obligatorios :(

 

Enviar

 

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar y mejorar tu experiencia de navegación. Por favor, lea nuestra Política de Cookies si desea saber más. ACEPTAR Más info