Personas adultas con adicción

Personas adultas con adicción

 

¿Necesitas consumir para poder vivir el día a día? ¿Tienes problemas en casa o en el trabajo por motivo de la droga? ¿Cuándo no la consumes te sientes enfermo/a? ¿Ya el efecto no es el mismo de antes? ¿Estás sufriendo las consecuencias de una adicción en el pasado?

 

 

Adicciones

 

Es cierto que en muchos casos el simple deseo de dejar de consumir no basta e historias del tipo: “pues yo lo dejé en cuanto quise y de un día para otro” existen en todas partes generando aún más frustración y rabia en quien quiere y no puede, y es que algo está claro: los mecanismos y factores que intervienen en la adicción no son para todos los mismos, y desde luego, las motivaciones para consumir, jugar, o dejar de hacerlo tampoco lo son.


Es cierto que existen numerosos problemas sociales que convierten las adicciones en un túnel sin salida o en una carretera llena de curvas peligrosas, más allá de los propios daños que hacen las drogas en el organismo. El deterioro de la red social, de las amistades, quedarse sin trabajo, sin el apoyo de tus seres queridos, verse obligado a cambiar de amigos para poder dejar de consumir... convierte frecuentemente este problema en algo aún más grave. Por ello es fundamental elaborar un buen diagnóstico social para una posterior intervención. Desde aquí lo haremos, de forma gratuita, con los seguimientos adaptados a tu caso.  Si lo necesitas, no dudes en consultar el apartado: "bases metodológicas". 

En muchos casos, la solución que primero se recomienda por parte del entorno es: hazlo por tu familia, hazlo por tu mujer/marido, hazlo por tus padres, hazlo por ti… pero realmente ¿Por qué se debe dejar de consumir? A parte de por los síntomas y consecuencias tan desagradables de la adicción, hay otras consecuencias que no son fácilmente diagnosticables y que pueden disminuir en gran parte la calidad de vida de la persona y de su entorno. Intentemos dibujar una nueva calidad de vida, unos patrones diferentes y relaciones distintas. Dejar de consumir se puede lograr, pero si se convierte en único motivo y meta, puede acarrear frustraciones que compliquen el proceso aún más, sobre todo cuando se sufre de patología dual. Pero, ¿cómo lo dejo?. Son muchos los miedos y el sentimiento de fracaso es muy frecuente tras algún intento o recaídas. En los casos de patología dual es aún más complicado y generalmente, se parte de la base de la abstinencia para desde ahí mejorar la calidad de vida, pero, ¿y si existiese la opción de mejorar la calidad de vida primero antes de plantearse la abstinencia? 

 

Ver más   Contacta

 

Esta claro que cuando existe la dependencia a diversas sustancias o se padecen adicciones comportamentales (criterios diagnóstico en el menú de la web) es un círculo vicioso infinito: falta voluntad para dejar de consumir, y eso empeora la calidad de vida, lo cual aumenta las probabilidades de seguir consumiendo o practicando la conducta adictiva.

 

Muchos profesionales esperan a intervenir tanto en casos de adicción como de patología dual hasta que la persona no está abstinente, o es un requisito fundamental a la hora de entrar en varios programas (programas a los que muchas personas acceden estando en la calle, lo cual complica aún más el mantenerse abstinente).
Desde aquí, se apuesta a que la manera de romper el círculo puede ser potenciar primero esa calidad de vida que no está relacionada con la salud, que la persona encuentre esa fuerza dentro, no en personas externas, y que lo que tenga que perder sea algo propio, no relacionado con otras personas. Ese es el punto de partida de este servicio profesional que lo diferencia del resto. ¿Hablamos?

 

Selecciona horario disponible para la entrevista:

 

Mañanas

 

Tardes

 

¿No te viene bien ningún horario anterior? Dime tu disponibilidad (día y hora):
Lo sentimos, pero faltan campos obligatorios :(

 

Enviar

 

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar y mejorar tu experiencia de navegación. Por favor, lea nuestra Política de Cookies si desea saber más. ACEPTAR Más info